Aceite de onagra en el embarazo y en la mujer

El aceite de onagra se ha popularizado y extendido su consumo por los beneficios antes mencionados, y una gran parte de los consumidores de dicho aceite son las mujeres. ¿Por qué? Por las aportaciones positivas que tiene sobre el sistema femenino.

Estos beneficios van desde aliviar el Síndrome Premenstrual (SPM), síndrome que padecen una 80% de las mujeres y que entorpece su rutina diaria cuando la menstruación va a hacer acto de presencia. El Síndrome Premenstrual hace referencia a todos esos síntomas físicos y psicológicos que se presenta entre el periodo de ovulación y la menstruación. Estos síntomas son: tensión mamaria, hinchazón, retención de líquidos, dolor abdominal, de cabeza, depresión o irritabilidad. Estos síntomas son consecuencia del trabajo hormonal que se produce en la mujer, por ello, el aceite de onagra rico en ácido gamma-linolénico favorece la fabricación de prostagaldina E1, una especie de hormona que minimiza y contraresta los efectos del SPM.

Es decir, el aceite de onagra tiene efectos positivos en el funcionamiento hormonal de la mujer, lo cual favorece aquellas dolencias derivadas de problemas hormonales como: la infertilidad por desajustes hormonales, quistes ováricos, endometriosis, bultos en las mamas…